Teletrabajo en tiempos de Covid

Teletrabajo en tiempos de COVID – La COPE con Fernando de Haro

En estos días… estamos teletrabajndo en condiciones suboptimas.. no deberaimos, ni siquiera, llamarlo Teltrabajo..sino más bien: Trabajo en Remoto para sobrevivir a una situacion de crisis. Esto no es un crucero… esto es, más bine, atravesar el Mediterraneo en una patera.

 

¿Estarías dispuesto a participar en el siguiente estudio? del 13 al 24 de Julio -clica aquí 🙂

 

Algunos aprendizajes, de dos estudios, con un total  de más de ocho mil respuestas, realizado en estos dias de pandemia:

1.- Entre el 85% y el 90% de las personas desean trabajar en remoto, una vez comencemos lo que se ha venido a llamar la situación de “nueva normalidad”   – Y ese 85-90% de personas desearían trabajar 1 o 2 días desde un lugar alternativo a la oficina/despacho – su hogar en la mayoría de casos.

2.- Que los que más han sufrido en esta situación de trabajo en remoto han sido:

– Los que tienen una alta dependencia financiera de su empleo

– Los que han tenido que atender a dependientes en el hogar:

Si bien los hombres han fallecido en mayor porcentaje que las mujeres, sin embargo, las mujeres han tendido que atender más frentes – cuidado del hogar, hijos, comida, colegios, etc…- que los hombres

  • Los que tienen posiciones de liderazgo / dirección en las empresas: porque de sus decisiones dependen otros, y se sienten con la responsabilidad de favorecer su trabajo, la continuidad del empleo, etc.

3.-  Curiosamente, un elemento clave durante esta situación de COVID…ha sido: la relación de calidad, el cariño y el entendimiento con la propia pareja/esposa-o. Los que tienen una situación de mayor cercanía y apoyo mutuo, han tenido una mejor experiencia del trabajo remoto.

Solemos pensar que “Lo que sucede en casa… se queda en casa”. Pero no lo es. Trasladamos las cosas de casa al trabajo. Y viceversa. Y en estos días: más. La vida personal y laboral no son independientes…y menos en estas circunstancias de trabajo en remoto, compartiendo el hogar con nuestro esposo/pareja, hijos, y a veces, incluso familia extendida.

4.-Hemos aprendido que la gente no trabaja porque su jefe esté ahí. Porque haya fichado en una máquina. Sino que, hemos visto niveles de compromiso, jornadas laborales, aportaciones… incluso mayores de las que muchas personas dicen realizar cuando están presencialmente en los lugares desde los que habitualmente trabajan en sus empresas

5.- Hemos aprendido que muchas personas están dispuestas a ayudar a otros… incluso a riesgo de su vida:

    • Personas en supermercados que se han ofrecido voluntarias a coger los turnos de otros,
    • Enfermeras que no estaban en ejercicio de su profesión y que han trabajado largas horas como voluntarias
    • médicos retirados y aun en periodo de formación, ayudando en servicios adecuados a sus posibilidades
    • Cuidadoras en residencias de ancianos doblando turnos

En esta situación, extrema, de crisis sanitaria: hemos sido testigos de heroísmos. De tragedias. De actitudes encomiables. Ojalá aprendamos de todo ello. Y no dudo que será así.

Con la colaboración de:

 

 

 

 

Leave a comment