Teletrabajo (contenido en español)

Teletrabajo

El trabajo desde lugares alternativos fomenta la sostenibilidad personal, empresarial, y ambiental.

Hombres y Mujeres en Trabajo Remoto durante COVID-19

El estudio « Hombres y Mujeres en Trabajo Remoto durante COVID-19» desvela cómo han vivido el teletrabajo las mujeres y los hombres. El estudio pone énfasis en aquellos que tienen posiciones de liderazgo, que si bien son los que más interrupciones (11% más que los que no están en posiciones de liderazgo) tienen en su tiempo familiar debido al trabajo, son también los que han vivido la situación con una mayor energía (un 7). A su vez, son los que han sufrido menos del sentimiento de soledad (un 10% menos).

El estrés debido a razones laborales, ha afectado más (un 10%) a las mujeres con dependientes que a los hombres con dependientes – hijos o mayores. Sin embargo, cuando no hay dependientes, el estrés por trabajo, la calidad del sueño y la capacidad de concentración ha sido la misma para hombres y para mujeres.
Este y otros datos se extraen de la segunda parte del informe “Mujer y trabajo en remoto durante la Covid-19” realizado durante la segunda quincena de mayo y que ha contado con la participación de unas 750 personas, que han respondido en múltiples días, con un total de 3.412 respuestas recogidas. Los participantes eran personas que llevaban más de 30 días teletrabajando.

El estrés por COVID-19 ha afectado en igual medida a hombres y mujeres, tanto a los que tienen dependientes como los que no, siendo de media un 40% en todos los grupos.

Las interrupciones en el trabajo debido a la familia han afectado sobretodo a los que tienen hijos (30% más que los que no los tienen). Sin embargo, los que tienen hijos han tenido mayor vitalidad y han dormido mejor que los que no los tienen.

Durante esta situación de pandemia, los hombres han reportado querer más a sus mujeres (18%) que en al revés. Sin embargo, las mujeres, a pesar de ser “más queridas” reciben menos apoyo de su pareja para realizar sus tareas profesionales que lo que sus maridos reciben de ellas ( 10% menos). El amor hacia la pareja ayuda a aumentar la concentración en el trabajo, la calidad del sueño y la vitalidad. El apoyo recibido ayuda a aumentar la concentración en el trabajo y en el hogar.

Referencia al estudio:

“Mujeres y hombres trabajando en Remoto durante COVID-19” Realizado por Prof Mireia Las Heras y María Barraza, IESE Business School.

Con la colaboración de: ESE Business School, Universidad de los Andes, Chile – Prof. Maria Jose Bosch; CIHE, Universidad del Istmo, Guatemala – Prof. Hugo Cruz- Concordia Bienestar - Silvia Liñan, Magdalena Cedillos; Visum Consultores, Juan Pablo López en Honduras, Carmen Irene López, de El Salvador, Roberto Rosales, Nicaragua, Néstor Jiménez y Adrián Rodríguez, Costa Rica; Pedro Sáenz, vicerrector de UNIFRANZ, Bolivia.

Muestra: 2690 personas, con un total de 11500 días reportados. El 98% de los participantes son de España, Chile, México, Bolivia, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Bolivia, Guatemala y Perú.

Estudio realizado por:

Con la colaboración de:

Infografías de Jordi Grandia, - mimmic-visual & interactive media  (www.mimmic.net)

Artículos en prensa:

Mujer y Trabajo en Remoto durante COVID-19

El estudio «Mujer y trabajo en remoto durante la COVID-19» desvela cómo han vivido el teletrabajo las mujeres y los hombres.
Las mujeres han sufrido un 9% más de interferencias del trabajo a la familia y un 20% de la familia al trabajo que los hombres.
Las mujeres han dedicado un 15% más de tiempo que los hombres al cuidado de los hijos; sin embargo, los hombres se quejan un 10% más que las mujeres de la dificultad de tener hijos en casa mientras se trabaja.

Las mujeres han sufrido un 9% más de interferencias del trabajo a la familia que los hombres y un 20% de la familia al trabajo provocadas, mayormente, por los hijos u otros dependientes. Este dato se ve agravado en el caso de madres solteras donde las cifras ascienden al 14% más de interferencia trabajo a familia, y el 25% más de interferencias familia a trabajo, respectivamente. Los hombres por su parte, a pesar de dedicar un 15% menos del tiempo al cuidado de dependientes, reportan que tener a los hijos en casa les ha dificultado un 10% más el trabajo que a las mujeres.

Este y otros datos se extraen de la segunda parte del informe “Mujer y trabajo en remoto durante la Covid-19” realizado durante la segunda quincena de mayo y que ha contado con la participación de unas 750 personas, que han respondido en múltiples días, con un total de 3.412 respuestas recogidas. Los participantes eran personas que llevaban más de 30 días teletrabajando.

Por otro lado, las mujeres que han trabajado en remoto y conviven con otras personas en casa (pareja, hijos, padres) han tenido un 29% más de responsabilidad de cuidado de dependientes que los hombres en las mismas condiciones. Un mayor grado de cuidado de dependientes durante las horas de trabajo ha provocado una menor concentración en el trabajo, menor capacidad de desconexión y relax y mayor fatiga.

Aunque las mujeres con hijos dedican un 15% más de tiempo y esfuerzo a su cuidado que los hombres, son ellos los que han reportado en un porcentaje mayor (un 10% más que las mujeres), que tener a los hijos en casa les ha dificultado el trabajo.

Fatiga mental y estrés
Las mujeres han tenido un 20% más de fatiga mental y un 16% más de estrés que los hombres durante los días de teletrabajo debido a la mayor dedicación al cuidado de hijos y dependientes. Se dispara al 33% y al 18% respectivamente en el caso de las madres solteras.

Asimismo, las mujeres han mostrado un 11% menos de vitalidad en el trabajo y un 9% en la familia que los hombres debido a la mayor dedicación de tiempo y energía en el cuidado.  La fatiga y el estrés se han disminuido un 23% y un 19% respectivamente en  aquellas que tienen autoestima más elevada; y un 12% en aquellas cuyas parejas muestran sensibilidad hacia sus necesidades laborales.

Líderes sensibles
El estudio llega a la conclusión de que, a más respaldo por parte del jefe, menos estrés, más compromiso y menos angustia por parte de los colaboradores. Por ello, las mujeres cuyos líderes muestran sensibilidad hacia los empleados, tienen un 5% menos de fatiga mental y estrés, reportan mayor vitalidad (6% más) y un 10% menos de dificultad de concentración en el trabajo.

Mujeres y eficacia personal
Un 64% de las mujeres que han trabajado en remoto han tenido un alto grado de autoestima, superando al de los hombres en un 7%. La autoestima en esta situación se refiere a la certeza de que con su esfuerzo personal se podría lidiar adecuadamente con la situación laboral y del hogar. Asimismo, un 42% de las mujeres han percibido un mayor riesgo de inseguridad en su trabajo (posibilidad de perder el empleo actual o dificultad de encontrar un trabajo similar), superando a la percepción de inseguridad de los hombres en un 8%.

Referencia al estudio:

“Mujer y Trabajo en Remoto durante COVID-19” Estudio liderado por IESE Business School, Prof. Mireia Las Heras y Maria Barraza.

Con la colaboración de: Concordia Bienestar - Silvia Liñan, Magdalena Cedillos; ESE Business School, Universidad de los Andes, Chile – Prof. Maria Jose Bosch; CIHE, Universidad del Istmo, Guatemala – Prof. Hugo Cruz

Muestra: Estudio 1 del 16 al 27 de marzo 2020: 764 participantes con 3,429 días reportados. Estudio 2, entre el 18 al 29 de mayo 2020: 736 participantes, con 3,412 días reportados. En la muestra total el 58% son mujeres. Edad media de los participantes: 44 años. 76% con pareja estable. 72% con hijos (2,3 de media). El 98% de los participantes son de España, Chile, México y Guatemala.

Con la colaboración de:

Infografías de Jordi Grandia, - mimmic-visual & interactive media  (www.mimmic.net)

Artículos en prensa:

Trabajo en Remoto en Condiciones Extraordinarias (COVID-19)

En estas circunstancias extraordinarias hemos hecho un estudio, en el que han participado más de 700 personas, que han contestado un cuestionario una media de 5 días….con lo que hemos conocido sus experiencias en trabajo remoto; en gestión de la familia; en su estrés por el COVID y el trabajo; etc.

De hecho podemos decirte que:

Apoyo del supervisor ha sido crítico en estas circunstancias.

  1. El apoyo del supervisor, en se mide en función de:
    • - Su disposición a apoyar el esfuerzo de los empleados para trabajar de modo diferente durante estas circunstancias excepcionales
    • - La ayuda que proporciona habitualmente para descubrir cómo resolver los problemas que surgen
    • - El hecho de que habitualmente NO utilice las responsabilidades familiares del empleado en su contra
  2. Sólo el 25% de los participantes muestran tener un alto apoyo por parte del supervisor. Mientras que el 60% reciben un apoyo medio, y el 25% un apoyo muy bajo.
  3. De los que consideran que tienen un apoyo alto del supervisor: 32% son hombres y el resto (68%) mujeres.

Consecuencias del apoyo del supervisor en los empleados

  1. Disminuir el estrés por el trabajo
    • - El estrés por el trabajo es un 8% mayor en mujeres que en hombres, cuando el apoyo del supervisor es BAJO
    • - El apoyo del supervisor disminuye el estrés por el trabajo un 6% en hombres y un 16% en mujeres
    • - El estrés por el trabajo es un 2% menor en mujeres que en hombres, cuando el apoyo del supervisor es ALTO
    El apoyo por del supervisor es MUY importante para disminuir el estrés por el trabajo en hombres y mujeres, siendo más relevante en el caso de las mujeres, que sufren más en el caso de no tener apoyo del supervisor.
  2. Incrementar el compromiso en el trabajo
    • - El compromiso con el trabajo es IGUAL para mujeres y hombres cuando el apoyo del supervisor es BAJO
    • - El apoyo del supervisor hace aumentar el compromiso con el trabajo un 5% en hombres y un 7% en mujeres
    • - El fluir (flow) en el trabajo es un 4% menor en mujeres que en hombres, cuando el apoyo del supervisor es ALTO
  3. Incrementar el fluir (flow) en el trabajo
    • - El fluir (flow) en el trabajo es un 12% mayor para mujeres que para hombres cuando el apoyo del supervisor es BAJO
    • - El apoyo del supervisor hace aumentar el fluir (flow) en el trabajo un 16% en hombres y un 8% en mujeres
    • - El fluir (flow) en el trabajo es un 4% menor en mujeres que en hombres, cuando el apoyo del supervisor es ALTO
    El apoyo por del supervisor es MUY importante para hacer aumentar el fluir (flow) en el trabajo en hombres y mujeres, siendo MUCHO más relevante en el caso de los hombres que en el de las mujeres.
  4. Disminuir el estrés por coronavirus
    • - El estrés por COVID es un 2% mayor para mujeres que para hombres cuando el apoyo del supervisor es BAJO
    • - El apoyo del supervisor hace disminuir el estrés por COVID un 22% en hombres y un 15% en mujeres
    • - El estrés por COVID es un 8% mayor en mujeres que en hombres, cuando el apoyo del supervisor es ALTO
    El apoyo por del supervisor es MUY importante para hacer disminuir el estrés por COVID en hombres y mujeres, siendo MUCHO más relevante el efecto en el caso de los hombres que en el de las mujeres.

Y por ello, del estudio se desprenden 5 modos de mejorar la vida de las personas a las que diriges:

1. No te centres en el horario de trabajo. Piensa que esas personas a las que diriges posiblemente tienen dependientes con ellos. Tienen situaciones “extra-ordinarias” a las que atender. Y por lo tanto tendrán que buscar horarios en los que concentrarse mejor: a primerísima hora de la mañana; tarde por la noche; los fines de semana. Etc. Ayúdales a que decidan. Facilítales que así lo hagan. Si les has de llamar: avísales, en la medida de lo posible. Que busquen un rato, incluso un espacio, en el que se puedan concentrar en la conversación que tengan contigo. Que no parezca, ni siquiera, que controlas.

  • Recuerda: lo importante es que atiendan todas las necesidades a que tienen estos días. Sus hijos. Padres – u otros dependientes.
  • Piensa que sólo el 11% de los que están trabajando en casa están solos en casa.
  • Y que el 40% de las mujeres, y el 21% de los hombres, tienen a cargo el cuidado de los que están en casa con ellas
  • Déjame que te añada un pista adicional: Cada persona tenemos un ritmo biológico (circadiano) distinto, y por lo tanto unas personas son más eficientes en horario matutino y otros vespertino. Ahora que las circunstancias hacen que trabajemos en remoto, es bueno que puedan adaptarse en la medida de lo posible a esta preferencia.

2. Sé cercano. Ofrécete “¿En qué puedo ayudarte?” Esa persona posiblemente está atendiendo la intendencia, el hospital de campaña, y haciendo de profesora de matemáticas y lengua. Quizás a esa persona le puedes dar una idea. Un contacto. Una pista…para que saque adelante el trabajo que se espera de ella. Para que atienda todas sus necesidades y la de sus seres queridos. Y eso además le ayudará a que pueda trabajar mejor, concentrarse, aportar.

  • Es bueno que seas consciente que este estrés afecta en mayor medida a los que tienen tareas de liderazgo y a los que además tienen hijos.
  • El 47% de los hombres, y el 41% de mujeres, con hijos dependientes y con tareas de liderazgo dicen estar muy estresados por las circunstancias.
    • En las mujeres, la situación más crítica es entre aquellas que están divorciadas y tienen hijos a cargo, con un 51% de nivel de mucho estrés.
    • Déjame que te añada un pista adicional: presta especial atención a quienes se encuentran trabajando solos en casa. Quizás no han de preocuparse de la intendencia, pero están más aislados. Quizás tienen la preocupación de que sus seres queridos están lejos. Etc.

3. Mantén el contacto con el equipo, con el objetivo de a) Favorecer el contacto y el apoyo entre los compañeros de trabajo y b) Dar seguimiento a proyectos en marcha que quizás requieren cambios en la planificación, las personas involucradas, etc.

  • Déjame que te añada un pista adicional: Pide a los que son más habilidosos/tecnológicos, o tienen más experiencia, que compartan herramientas que les sirven para conectarse (zoom, teams, webex, etc); que ayuden a formar a otros; que organicen “lugares de encuentro” (por ejemplo: café matutino, espacio de descanso y diálogo, etc.)

4. Anima a que las personas desconecten del trabajo. Si fuera del horario laboral, clarifica en qué momento necesitarías respuesta. Que no tengan la percepción de que todo el día deben contestar, estar alerta, conectados. Si fuera del horario habitual hay una urgencia: hazles saber que lo es, y que sepan por qué y para cuándo.

  • Déjame que te añada un pista adicional: Habla sobres sus circunstancias personales. Por supuesto, no eres el psicólogo, no médico, ni su hermano. Pero puedes aportar luz. Una ocasión de compartir. De desahogar una inquietud. Y eso, a la persona, la ayudará también a tener mayor serenidad para trabajar bien y afrontar la situación actual.

Recuerda

Recuerda (1): estamos en una situación extra-ordinaria, difícil, que genera stress. Todo lo que como líder puedas hacer por tus empleaos será de gran ayuda para ellos, y hará que ellos sean más capaces de servir las necesidades de los clientes (externos e internos) y los intereses de la compañía.

Recuerda (2): algunas personas están yendo a los lugares de trabajo, porque tienen que atender al público, o porque necesitan algunas herramientas-medios de trabajo que no pueden desplazar a casa. Su situación de stress puede ser todavía mayor, por el miedo al contagio. Así, que no descuides seguirles, ofrecer tu ayuda, etc.

El estudio sugiere muchas otras cosas que puedes ver en los siguientes videos

Infografías de La Machi, empresa de comunicación (www.lamachi.com)